viernes, 1 de febrero de 2013

Teatros y cafés cantantes palmesanos (II)

Seguimos nuestro recorrido por teatros y cafés cantantes palmesanos.

En la primavera de 1849 se encuentra en la capital balear Antonia Domínguez la Naranjita, bailarina bolera ya citada en 1848 -junto al Planeta, el padre Verita, el Marino, la Nena, la Cuchillera y la Ana- en una crónica de M. Jiménez titulada El carnaval en el campo [véase entrada del maestro Faustino].

Se anuncia una actuación suya el 12 de mayo. En la misma función, la señora Soriano cantará el jaleo andaluz titulado El Jaque, vestida de contrabandista.



El Balear, 11 de mayo de 1849




Meses después, por febrero de 1850, la Soriano interpreta la canción El Nuevo Serení - posiblemente la pieza de Ramón Carnicer de 1825- en una composición adornada de jaleos y polos andaluces coreados por gitanos y gitanas.



El Balear, 7 de febrero de 1850




En el mismo cartel se anuncia la aria de Casta Diva de la ópera Norma (Vincenzo Bellini), acompañada del polo gitano El Churrús, del maestro Basili; curiosa combinación que nos trae a la memoria una actuación del destacado tenor Manuel Ojeda Manti (Manthis), allá por mayo de 1844, en el parisino teatro Ventadour...

Aquella noche, el afamado cantante sevillano arrasó en la ciudad del Sena con sus aires populares y sus elegantes trajes de contrabandista, majo y torero.

Uno de los números consistió en una suerte de competencia para demostrar que los aires nacionales tenían, cuando menos, el mismo mérito que todos los aires de ópera, de Bellini o de quien fueran. Don Manuel se llevó la palma, según la crónica del célebre escritor Théophile Gautier.



La Presse, 27 de mayo de 1844


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada