domingo, 17 de marzo de 2019

Manuel Santa María y Leal, ¿el mítico cantaor Santa María?


Poco sabemos del cantaor de mediados del siglo XIX Santa María. Su apellido aparece en la temprana nómina de flamencos que actuaron en los madrileños Salones de Vensano en febrero de 1853, según las noticias aportadas en su día por Arie Sneeuw y Blas Vega. A la sazón, el cronista Velaz de Medrano dejaría sobre su estilo un escueto comentario: “Santa María no tiene rival en el canto de gracia… ”.
El amigo Faustino Núñez encuentra una más que probable actuación suya ante importantes políticos a principios de noviembre de 1873, en Sevilla. Lean El Afinador de Noticias.

Quiero dejar constancia en el blog de mis pesquisas acerca de la identidad del cantaor, ya expuestas en mi muro de facebook hace unos meses.

En el diario La Opinión (Madrid) del 6 de octubre de 1887 encontré hace tiempo una sabrosa crónica titulada El cordonazo de San Francisco, firmada por un enigmático E.G. En ella se relata, en primera persona, una fuerte tormenta en la mar verificada durante una travesía iniciada el 30 de septiembre de 1866 desde La Habana a España, a bordo del vapor Santander. En el texto hay noticias de nuestro cantaor. El párrafo dice así:

“ …Se me ha olvidado decir que uno de nuestros compañeros de viaje era el célebre cantaor sevillano Santa María, que venía de Méjico, para no volver a salir de su querida patria. Acabada la comida, en que se habló de los percances producidos por el temporal, subimos todos a la toldilla y allí cantó Santa María todo su repertorio flamenco, hasta unas caleseras, que daba gloria oírselas, y el jesuita, por lo bajo, algún Te Deum o alguna maldición





La cita merecía averiguar mínimos y es lo que emprendí una tarde dominguera.

En el periódico mexicano decimonónico La Sociedad, en su edición del 27 de agosto de 1866 –un mes antes de la travesía relatada por E.G.-, encontré a un Manuel Santa María, embarcado en Veracruz para La Habana en el vapor español Ciudad Condal.





Acudí entonces a los registros de pasaportes del Consulado de España en Veracruz, y cual no fue mi sorpresa al localizar a un Manuel Santa María y Leal, sevillano, registrado unos días antes, el 21 de agosto de 1866. Destino: España.






Seguiremos indagando.



martes, 27 de noviembre de 2018

El Quiqui: dos veces rey de las cantiñas


Víctor Caballero y Valero



Llevo tiempo siguiendo al popular poeta y escritor festivo gaditano Víctor Caballero y Valero (1838-1874), desde que tuve ocasión hace unos años de leer su Francisco Montes -con su referencia al cantaor Piquirri- y sus deliciosos libros de poemas, algunos de los cuales se pueden consultar en bibliotecas digitales. En ocasión de la reciente publicación de la estupenda y generosa entrada del amigo Javier Osuna sobre el cantaor decimonónico El Quiqui de Cádiz, se me antoja dar a conocer los versos que don Víctor dedicó a su paisano en una de sus celebradas composiciones. Pero, ojo, hay dos versiones de la misma. Y las dos tienen su aquel.

La primera se publica en Antón Perulero en 1868 [SIGLO I., CARTA 6.a] y la segunda en El Lego Liberto del 4 de agosto de 1872. En ambas se nombra a El Quiqui nada menos que como rey de las cantiñas, y Caballero debía conocer el paño. En la segunda, más extensa, además del tocaor Trujillo y el bailaor el Colorao, aparece un Romero, que como el pájaro trina, que bien podría ser el mítico Romero el Tito. Y, para los dilettanti del género andaluz, en la segunda versión hay también una alusión a un conocido pasaje de la obra La flor de la canela, en la que destacó el histórico actor José Dardalla : los …montoncitos de gloria con sal molía…

Enjoy!



Antón Perulero, 1868




El Lego Liberto, 1872

martes, 6 de noviembre de 2018

Boleras y boleros, en carne y hueso


Por su interés documental, no quiero dejar de compartir en el blog estas tempranas fotografías de bailarines españoles que he rastreado en colecciones digitales y bases de datos francesas (1). Las tres fueron realizadas por el fotógrafo Charles Weyler y hay que fecharlas ca. 1862, cuando el histórico bolero Mariano Camprubí (cerise sur le gâteau) y su compañía presentaron en París con éxito el ballet La flor di Sevilla, tiempo en que el maestro de la pintura universal Édouard Manet los inmortalizó en sus famosos lienzos. Enjoy!



Mariano Camprubí y Anita Montes (o Montez, Montés, Montès)





Anita Montes en jarras, en actitud desafiante





Lola de Valencia






__________________________________

(1) parismuseescollections.paris.fr y data.bnf.fr

viernes, 13 de julio de 2018

Madrid de noche - Los Cafés cantantes

Uno de los guitarristas podría ser el mítico Ángel de Baeza...


Las páginas del diario El Gráfico (Madrid) del 29 de octubre de 1904 contienen un insólito reportaje sobre los locales flamencos de la Villa y Corte, realzado con tres interesantes instantáneas del fotógrafo L. Sánchez: el Café de la Encomienda, el Café de Naranjeros y el Café de la Victoria, por cuyas tablas -como es sabido- pasaron  muchos flamencos históricos.

Parco de estilo, poco elegante, el texto tiene sin embargo la virtud de ir al grano. Y es que, a la sazón, estos locales eran tema de plena actualidad.



El Gráfico, 29 de octubre de 1904

[pincha la imagen para agrandarla]





Del escrito me quedo con la alusión al tocaor el Baeza, con mucha probabilidad el reputado Ángel de Baeza, de quien poco sabemos. SÁNCHEZ pudo ser su primer apellido… vean si no esta gacetilla de 1901, donde también aparece el afamado bailaor Pichiri, otro olvidado:


 “El tocador Ángel Sánchez, de Baeza, hizo filigranas en la guitarra”




La Correspondencia de España, 13 de septiembre de 1901


sábado, 7 de julio de 2018

Tirantes, digo, tarantas…




Por supuesto que no es la primera alusión a las tarantas en los papeles, pero puede que sea una de las primeras citas referidas a dicho cante en una obra dramática, lo cual es indicio de su popularidad.

Localizo la referencia en Carne de tablao, apunte dramático en dos cuadros original de Joaquín García Cruz, música del maestro Luis Conrotte. Se estrenó con éxito en el Cinematógrafo Internacional (Madrid) la noche del 15 de abril de 1907. La pieza está ambientada en el famoso café cantante de Naranjeros y participaron en la misma la guitarrista Adela Cubas, Antonio Pozo el Mochuelo, los Cansino y el tocaor Joaquín Rodríguez el Hijo del Ciego.



« …Tirantes, digo, tarantas, o soleares, o lo que te salga de la nuez… »



Carne de tablao. 1907. Madrid. Impr. de J. Ratés Martín





lunes, 4 de diciembre de 2017

Entrevista a Niño de Marchena (1930)



No sé si es conocida esta curiosa entrevista de José Ullán a José Tejada Niño de Marchena, publicada a principios de 1930 en la revista madrileña Siluetas: semanario español de cinematografía. Cosas del Marchena "peliculero"… Que la disfruten.




Siluetas, 25 de enero de 1930


jueves, 2 de noviembre de 2017

El autor de la letra de la milonga "Juan Simón"


Foto: Francisco Gras y Elías (enciclopedia.cat)

Ni el poeta colombiano Julio Flórez (leído aquí y acullá) ni un tal Francisco Garas (que nadie sabe quién es) ni mucho menos un autor anónimo.

La letra de la milonga flamenca más famosa del siglo XX es en su origen una composición del exquisito escritor reusense Francisco Gras y Elías (1850-1912). Con el título original de Simón el enterrador aparece el poema en la prensa española de 1877 (1) y su autor lo incluye años después en su obra Notas perdidas: poesías originales (Barcelona, 1880).

De la segunda edición del libro se hizo eco La Ilustración española y americana del 8 de enero de 1883: « …Notas perdidas, poesías originales de D. Francisco Gras y Elías. Ha llegado este libro a la segunda edición en breve tiempo, y lo merece; porque contiene muy buenas composiciones poéticas. Véndese, a una peseta, en Tarragona, imprenta de Puigrubí y Aris… ».

A Gras lo que es de Gras.



Notas perdidas: poesías originales (Barcelona, 1880)
 Simón el enterrador (pág. 65)





________________________________________________________

(1) La Revista de Salamanca (Salamanca), 7 de octubre de 1877, pág. 6

martes, 3 de octubre de 2017

Silverio en Uruguay: huellas administrativas



Podría ser la primera vez que se da a conocer un documento que emana de un órgano administravo de Uruguay en el que aparece Silverio Franconetti. Se produce a raíz del desplazamiento de Montevideo a Río de Janeiro de la cuadrilla de Manuel Sánchez el Pintor, en agosto de 1858 (1).

Según la prensa fluminense, la partida llegó a la ciudad carioca el 28 de agosto de 1858 a bordo del vapor Imperador, para torear en el circo-hipódromo instalado en el Campo da Acclamação. En ese mismo mes tramitaron el pasaporte:



Manuel Sánchez (primer espada)
Francisco Japón (banderillero)
Francisco Aguilar (banderillero)
Lorenzo Delgado (banderillero)
Silverio Franconetti (picador)






_____________________________________

(1) Ver entrada en este mismo blog: Carlos Atané en Río de Janeiro

martes, 19 de septiembre de 2017

Tío Rivas y su cante "hondo" (1862)


La Feria de Sevilla by Joaquín Domínguez Bécquer



Hace 155 años. La sala alta de una taberna de Sevilla fue el marco de una amena fiesta flamenca acontecida el último día de Feria, después de los toros, que el corresponsal de El Contemporáneo (Madrid) tuvo la feliz idea de reseñar.

En escena, nada menos que el mítico cantaor de tonás Tío Rivas, en su primera aparición en los papeles periódicos, que sepamos. Del texto se desprenden consideraciones sugestivas:

  • Lo “hondo” (años más tarde jondo) era ya una reconocida “marca”. Sería interesante rastrear desde cuándo.
  • Se confirma que la especialidad de Rivas eran las livianas y las tonadas, cantes sin acompañamiento de guitarra, no descendiendo a las soledades y seguidillas, ni dignándose siquiera entonar el polo.
  • El cante “hondo”, en el que Rivas aparece como un verdadero artista, era muy adornado.




El Contemporáneo (Madrid), 30 de abril de 1862

domingo, 17 de septiembre de 2017

Llegada de la cuadrilla de El Pintor a Uruguay


Heraclio C. Fajardo (a) Plácido Douclai


Con poco margen para la duda, la cuadrilla del primer espada Manuel Sánchez (a) El Pintor -en la que como sabemos (1) estuvo picando toros Silverio Franconetti en el Cono Sur- llegó a Uruguay a finales de marzo o principios de abril de 1857. Más que indicios encontramos en el periódico El Eco Uruguayo (Montevideo) de los días 9 y 15 de abril. Veamos.

Una gacetilla publicada el 9 de abril en el citado periódico nos pone sobre la pista. Se titula Toros en La Unión y anuncia una corrida …en la cual se estrenarán un primer espada y tres banderilleros recientemente venidos de Europa



El Eco Uruguayo, 9 de abril de 1857




El 15 de abril, en el mismo rotativo aparece una composición titulada Toraida de Aleluya, en la que el escritor Plácido Douclai –seudónimo de Heraclio C. Fajardo- dedica unos versos al espada Sánchez el Pintor, indicando que:

Baste decir que la cuadrilla nueva
Ha hecho furor en su debut o estreno
Y que ha salido airosa de la prueba
Al compás de estas voces: “¡Bravo, bueno!”


El Eco Uruguayo, Toraida de Aleluya (fragmento), 15 de abril de 1857




Resta averiguar si Silverio formaba parte de esa cuadrilla. Seguiremos rastreando.


________________________________________

(1) Steingress, Gerhard. 2005. Silverio Franconetti en Uruguay. La aventura taurina del cantaor sevillano (1857-1864)